Imagen Un Día De Perdices

Aquí os dejamos un pequeño extracto del último reportaje el cual realizamos en Octubre de 2015 en el Despeñadero llevado a cabo por el Marqués de Pardo de Figueroa.

Día en el cual se abatieron 1.868 perdices. Sin duda, uno de los días grandes de la temporada de caza 2015/2016 en El Despeñadero.

Podéis encontrar el artículo en la revista “Sendas de Caza” Nº 123.

 

portada 2 3 taco y perdices

Imagen Perdiz A La Toledana

Uno de los platos estrella en la provincia de Toledo el cual goza de gran prestigio y fama por aquellos quienes lo frecuentan es la Perdiz estofada. La cual, y como mandan los cánones, es servida a lo largo de la temporada en diversas ocasiones en El Despeñadero.

 

Ingredientes para Perdiz a la Toledana para 4 personas:

  • 4 perdices de 300 gramos.
  • 2 litros de Vino blanco.
  • ¼ de litro de aceite de oliva.
  • Un kilo de Cebollas.
  • Una cabeza de ajos.
  • Dos hojas de laurel.
  • Pimienta negra.
  • Una cucharada de tomillo.
  • Sal.

 Pasos:

  1. Desplumamos las perdices, las lavamos en agua, atándolas y escurriéndolas bien.
  2. En una cazuela de barro preparamos un fondo de cebolla cortada en juliana, colocamos las perdices con la pechuga hacia el fondo, y cubrimos con cebolla, ajo sin picar, laurel, pimienta y tomillo.
  3. A continuación, añadimos el vino blanco y el aceite y cocemos a fuego lento, hasta que estén en su punto.
  4. Sacamos las perdices cuando estén tiernas.
  5. La salsa la reducimos a fuego lento durante 40 minutos.
  6. Servimos una vez desatadas, en la misma cazuela, colocándolas de nuevo con la pechuga hacia el fondo y acompañadas con la salsa.

perdiz-toledana

Imagen El Ojeo

Independientemente de que a algunos cazadores les guste y a otros no, es indiscutible que es la modalidad de caza española más conocida fuera de nuestras fronteras. Cuando en cualquier país los cazadores hablan de batidas, el panorama mundial se reduce a tres posibilidades: los grouses en Escocia, los ojeos de faisanes y, por supuesto, nuestras maravillosas perdices.

La perdiz española se va imponiendo cada vez más. Hace veinte años era prácticamente desconocida fuera de nuestro territorio, y ahora es «la niña bonita». El desarrollo del turismo cinegético en los últimos años ha sido impresionante y, sin lugar a dudas, continuará porque como el ojeo español «de calidad» no hay nada. Si las cosas se hacen bien. España, en cuestión de caza, será el paraíso soñado. ¿Razones? Evidentemente, tenemos una gran protagonista: LA PERDIZ ROJA.

El tiro de la perdiz es más complejo y en general el aficionado que domina nuestras batidas se adapta pronto al faisán; lo contrario lleva más tiempo. Otro factor claramente a nuestro favor es el clima. Aquí sí que somos imbatibles. En España solemos cazar bajo un cielo azul y una temperatura deliciosa.

Aunque es muy difícil encontrar datos exactos, las primeras batidas se remontan a finales del siglo XIX. Solamente se cazaba en fincas privadas, generalmente pertenecientes a la nobleza.

El ojeo de perdiz en España siempre ha estado muy ligado a la política y al Estado, y en este sentido el rey Alfonso XIII dio un impulso a nuestras batidas de Patirrojas. El monarca español fue un gran aficionado y un excepcional tirador.

Quienes somos 003

Imagen En Un Lugar De La Mancha

Con una extensión total de más de 1.500 Hectáreas y 16 ojeos, disponemos de un coto de caza compuesto por tres fincas, “El Despeñadero”, “La Cañada de D. Juan” y “El Castillejo”. Siendo la primera de ellas, donde se desarrolla el grueso de nuestra actividad cinegética.

Una finca reconocida por su gran capacidad para la recuperación debido a su forma cóncava y en la que gracias al labor del personal, se erige como un perfecto lugar para la caza de la perdiz roja española.

En un lugar de la mancha

Como actividad extraordinaria y complementaria, pero por otra parte fundamental para el buen mantenimiento de la flora y fauna de la zona, se lleva a cabo un gran trabajo en cuanto a la labor de la tierra se refiere. Trigo, cebada y más de 5 extensos olivares en los que están marcados algunos ojeos como “Los Chozos”, completan una bonita pero dura superficie de terreno. En la cual conviven junto a la perdiz, “niña bonita” de la caza en España, especies tan características de la zona de los montes de Toledo como corzos y cochinos.