El Despeñadero, Más Allá de un Viaje de Caza.

Una visita al Despeñadero no es tan sólo un viaje de caza, va más allá, es un viaje cultural.

El Despeñadero está situado en Toledo, una de las ciudades más históricas de España con una gran pasado a sus espaldas, entre ello, haber sido capital del país.

¿Dónde se puede ir cerca de Toledo?

Toledo

Por la misma ciudad de Toledo se pueden organizar visitas guiadas por la ciudad, a ganaderías, visita de parques naturales, organización de corridas de toros privadas, shopping y una infinidad de actividades que sin duda no dejaran indiferente a nadie.

Toledo es una de las ciudades españolas con mayor riqueza de monumentos. Conocida como la “ciudad de las tres culturas”, cristianos, árabes y judíos vivieron juntos durante siglos, detrás de sus murallas Toledo conserva un legado artístico y cultural en forma de iglesias, palacios, fortalezas, mezquitas y sinagogas. Esta gran diversidad de estilos artísticos hace que el casco antiguo de la capital de Castilla La Mancha sea un verdadero museo al aire libre, lo que le ha llevado a ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Madrid

A tan sólo 40 minutos en coche de Toledo, Madrid ofrece una infinidad de actividades culturales y lúdicas de las que disfrutar.

Museos, visitas gastronómicas, visitas a fincas de ganado bravo e incluso visitas privadas a tiendas para aquellos grupos en los que las mujeres prefieran disfrutar de un día de compras en la capital de España mientras los hombres están cazando.

Segovia

Ciudad situada al norte de Madrid, su casco antiguo y acueducto fueron declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1985. El acueducto, de 818 metros de largo, es considerada la obra de ingeniería civil romana más importante de España, y es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península ibérica.

Chinchón

Pequeño municipio situado en el sureste de la comunidad de Madrid. En 1974 su casco histórico, con una notable plaza mayor, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Salamanca

Un poco más lejos, pero no así imposible, se encuentra Salamanca, sin duda una de las ciudades con mayor patrimonio histórico y de mayor importancia de España.

Cigarral de Las Mercedes

Con más de 5 hectáreas de terreno, El Cigarral de Las Mercedes es considerado como uno de los lugares más exclusivos de la ciudad de Toledo debido a sus vistas, jardines, su arquitectura tradicional y el origen de esta fabulosa finca.

El gran equipo de profesionales con el que cuenta, mantiene viva su historia, valores y esencia.

¿Que es un cigarral?

Se llama cigarral a las fincas más lujosas y exclusivas que se encuentran en el corazón de la ciudad de Toledo. Se caracteriza por sus grandes jardines con más de 5 hectareas de terreno y una gran muralla dandole un olor exclusivo y tradicional.

También, como «must» de un cigarrall estan sus impresionantes vistas a la ciudad y, en este caso, El Cigarral de Las Mercedes no es superado por ningún otro.

Es un lugar nuevo sin precedentes en Toledo. Se diferencia gracias a la calidad en sus servicios, considerados excelentes, y sus espacios ajardinados. Sus tres edificios están rodeados por un gran lago, jardines, olivos, un pinar y una historica y antigua muralla haciendo de el un lugar imbatible.

El Cigarral de Las Mercedes ha sido construido bajo una arquitectura tradicional con antiguas piedras y los materiales de la mejor calidad siendo cerrado exclusivamente para nuestros equipos de cazadores para aquellos que prefieran una mayor privacidad.

Outdoors:

Entre los diferentes lugares, podréis encontrar: Un mirador con las mejores vistas a Toledo e impresionantes puestas de sol, el Gazebo, nuestro impresionante lago donde se encuentran diferentes villas para una mayor privacidad si así se quisiese.

Indoors:

Para acoger a grandes números de clientes, tenemos en nuestro lujurioso Boutique Hotel la versatilidad de la Casona, el cigarral original, o para grandes grupos se puede optar para nuestro espacio abierto en el salón de la Luz siendo el más grande y estando rodeado por jardines y terrazas.

Habitaciones

En El Cigarral de Las Mercedes tenemos un total de 21 habitaciones, 15 dobles, 2 deluxe con jacuzzi y 4 villas privadas con un jardin privado con un jacuzzi cada una.

Nuestra finalidad es ofrecer el mejor espacio posible. Desde una impecable decoración, cada rincón del cigarral ha sido diseñado y creado para ofrecer una experiencia única bajo el más minucioso detalle.

***También damos la posibilidad a nuestros clientes de celebrar reuniones de negocios en habitaciones privadas. Una de ellas situadas en mitad del lago lo que da una atmósfera perfecta con todas las facilidades bajo la última tecnología.

 

 

Una Real Escopeta. Victor Sarasqueta.

“On egin” en Euskera, o “hacer bien” en castellano era el lema principal de D. Victor Sarasqueta Suinaga (1864-1930), industrial armero español y fundador de la firma de escopetas Victor Sarasqueta que, posteriormente, se convertiría en una de las escopetas de más alta calidad en el panorama nacional e incluso internacional.

 

Cuando en 1902 recibía el diploma que le acreditaba como armero oficial de la Casa Real y más concretamente de Alfonso XIII, Victor Sarasqueta era uno de los empresarios más reconocidos de la época. En su ciudad natal, Éibar, se respiraba una efervescencia de vapor, hierro y hollín. En 1906 sería cuando Sarasqueta pone en marcha su propia empresa y en pocos años se sitúa como punta de la lanza en la industria escopetera Española. Su lema era On egin; solía decir que, “lo que bien se hace cuesta algo más pero todos lo quieren mientras que lo que se hace mal cuesta algo menos pero nadie lo quiere”.

 

La elaboración a principios del siglo XX de una escopeta era un proceso artesanal que requería un tiempo y una mano de obra inconcebibles en la industria actual. En las fábricas convivían basculeros, cajeros, ajustadores, grabadores, cañonistas… Cada pieza del arma era fabricada y ajustada a mano en secuencias que podían prolongarse semanas e incluso meses. La parte más delicada desde el punto de vista técnico era el ajuste de la báscula, el verdadero corazón de la escopeta y el mecanismo que hace posible la oscilación de los cañones. Las Sarasqueta se caracterizan precisamente por el exacto acoplamiento de todas las piezas, algo que sólo podía conseguirse después de innumerables horas de trabajo a golpe de lima. «Hacer algo así hoy en día es impensable», resume Juan Antonio Sarasketa, que explica que la mayor parte de los fabricantes de ahora se limitan a ensamblar piezas traídas de otros lugares.

 

Todo el que tenga una Sarasqueta sabe que son escopetas “con alma”. La madera de sus culatas, la simetría del acero de sus cañones, sus grabados, etc. hacen ver que uno se encuentra ante una pieza poco común.

 

En 1930 con la muerte de Victor Sarasqueta llegó el declive de la marca, sus hijos siguieron adelante con el negocio, pero sus productos nunca llegaron a alcanzar el grado de perfección de las escopetas originales. Ochenta años después de la desaparición de su creador, las Sarasqueta siguen siendo las mejores escopetas españolas de todos los tiempos.

 

1