The Game Fair, Hatfield.

El pasado 28-29 de Julio acudí a la ya famosa feria The Game Fair. Esta vez tocaba en Hatfield por lo que aproveche para hospedarme en Londres y recordar viejos tiempo durante mi etapa trabajando y viviendo en esa increíble ciudad.

Tenía grandes expectativas puestas en el viaje donde tenía cita para reunirme y verme con viejos y nuevos amigos/clientes (muchos amigos ya).

Fue muy agradable ver la gran hospitalidad con la que me trataron todos y cada uno de ellos. El primer día y nada más llegar a la feria fui recibido por el equipo de Eagle Review (página que recomiendo a todos y cada uno de vosotros). Tengo el gran orgullo de haber estado representado en su stand (os dejo foto) y los cuales me pusieron al día del funcionamiento de la feria (gigante en comparación con  otras ferias de Europa).

Durante esos días, tuve la suerte de poder reunirme con viejos amigos como Guy, Sean, James, Martin (el mejor editor de Shooting Gazette!)…e incluso de encontrarme en la feria con amigos procedentes de España! A parte de reunirme con clientes y ya amigos allí en la feria y un par en Londres con lo que pasé un rato fantástico.

De la misma forma me pude encontrar con otros nuevos y por fin conocernos en persona como Alex, Will, Tom, Charles, Jonny, Chris, Charlie, Nicholas, etc. sin olvidar por su puesto el honor de poder charlar largo y tendido con Dave Carrie, a quien espero volver a ver más pronto que tarde. Sin duda, hay poca gente que cuide mejor de esta maravillosa practica como él.

En general fue un gran fin de semana y, sobre todo, un place el haber podido compartir un rato con todas y cada una de las personas con las que estuve. Cada vez más sorprendido de cómo se cuida la caza en UK, sin duda y desde mi punto de vista, mucho, muchisimo que aprender.

¡Hasta la próxima!

Darío Vallano Jr.

Imagen El Ojeo

Independientemente de que a algunos cazadores les guste y a otros no, es indiscutible que es la modalidad de caza española más conocida fuera de nuestras fronteras. Cuando en cualquier país los cazadores hablan de batidas, el panorama mundial se reduce a tres posibilidades: los grouses en Escocia, los ojeos de faisanes y, por supuesto, nuestras maravillosas perdices.

La perdiz española se va imponiendo cada vez más. Hace veinte años era prácticamente desconocida fuera de nuestro territorio, y ahora es «la niña bonita». El desarrollo del turismo cinegético en los últimos años ha sido impresionante y, sin lugar a dudas, continuará porque como el ojeo español «de calidad» no hay nada. Si las cosas se hacen bien. España, en cuestión de caza, será el paraíso soñado. ¿Razones? Evidentemente, tenemos una gran protagonista: LA PERDIZ ROJA.

El tiro de la perdiz es más complejo y en general el aficionado que domina nuestras batidas se adapta pronto al faisán; lo contrario lleva más tiempo. Otro factor claramente a nuestro favor es el clima. Aquí sí que somos imbatibles. En España solemos cazar bajo un cielo azul y una temperatura deliciosa.

Aunque es muy difícil encontrar datos exactos, las primeras batidas se remontan a finales del siglo XIX. Solamente se cazaba en fincas privadas, generalmente pertenecientes a la nobleza.

El ojeo de perdiz en España siempre ha estado muy ligado a la política y al Estado, y en este sentido el rey Alfonso XIII dio un impulso a nuestras batidas de Patirrojas. El monarca español fue un gran aficionado y un excepcional tirador.

Quienes somos 003